¿Se puede agregar una segunda cerradura a una puerta blindada?

Ante el crecimiento de los hechos de inseguridad en los últimos tiempos, muchos usuarios que en su momento decidieron colocar puertas blindadas en sus hogares, han comenzado a preguntarse si no sería útil agregar a ellas una segunda cerradura. En efecto, las estadísticas muestran cómo cada vez más personas toman esta decisión, pero ¿vale realmente la pena?

¿Puedo instalar una cerradura en mi puerta blindada?

Bien, ante esta pregunta inicial, se debe decir que efectivamente es posible agregar una nueva cerradura a una puerta blindada. Sin embargo, la realidad indica que eso no asegura una mayor protección ante un eventual hecho de violencia o forzamiento de la puerta. Por eso, conviene analizar otras alternativas en estos casos.

¿Debo poner un cerrojo en mi puerta blindada?

Por ejemplo, muchos se preguntan si un cerrojo no es una mejor opción como complemento de una puerta blindada que una segunda cerradura. Sin embargo, debemos decir que tampoco en ese caso se trata de una alternativa que ofrezca mayor seguridad. Esto, debido a que las puertas blindadas suelen ser huecas en su interior. Los ladrones saben eso, y generalmente intentan destruirlas, en lugar de estar forzando las cerraduras o cerrojos.

¿Entonces que hago?

Como no es una buena idea agregar una nueva cerradura o un cerrojo, lo mejor que puedes hacer es invertir ese dinero en adquirir anclajes de calidad. De este modo, la puerta no cederá ante los intentos de destruirla que puedan provenir del exterior.

Si ya tienes anclajes de calidad, podrías utilizar ese dinero para reforzar la seguridad de las ventanas, o de otras aberturas o puntos de acceso a tu hogar que consideres que necesitan volverse más seguros ante una posible intromisión de ladrones.

En cualquier caso, siempre puedes recurrir a tu cerrajero de confianza para que analice el estado de tus puertas y ventanas y te recomiende las mejores soluciones en seguridad que puedes desarrollar en tu hogar para dormir más tranquilo o salir de vacaciones y poder relajarte.