Blog

¿Cómo son las llaves que no pueden copiarse?

¿Has oído hablar alguna vez acerca de las llaves que no pueden copiarse? Claro, la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a las llaves tradicionales, que podemos duplicar siempre y cuando queramos tener otro juego a mano.

Sin embargo, ante la necesidad de proteger los hogares que existe por el crecimiento en los índices delictivos actuales, muchas personas comenzaron a necesitar de llaves más seguras, y así nacieron las “llaves que no pueden ser copiadas”.

En primera instancia, debemos destacar que aunque se las llama de esa forma por esta cualidad, las llaves que no pueden ser copiadas, realmente sí pueden duplicarse, aunque a cualquiera que intente hacerlo le llevará tanto tiempo y esfuerzo que probablemente desista de ello. Y es que para conseguir un duplicado de estas llaves, se debe recurrir a la empresa que las ha creado, demostrando nuestra identidad y la propiedad del hogar en cuestión.

¿Cómo funcionan estas llaves?

Mediante un concepto sencillo, pero que resulta. Quien adquiere una de estas llaves, recibe un par de juegos de llaves “que no pueden copiarse”, junto con una tarjeta de identificación. De esta forma, en caso de requerir un nuevo juego de llaves, sólo deben presentar esa tarjeta identificatoria, y la empresa les otorgará una nueva copia. La ventaja de este sistema es que no cualquiera puede duplicar esas llaves, ya que se debe atestiguar la identidad.

¿Cómo será el futuro de las llaves mecánicas?

A grandes rasgos, es inevitable pensar que las llaves que dificultan el proceso de duplicado, se irán haciendo cada vez más habituales entre los usuarios. Eso significará, tarde o temprano, que las tradicionales llaves mecánicas vayan perdiendo mercado.

¿Las llaves digitales se pueden copiar?

Por otro lado, sabemos que existen también las llaves digitales. Sin embargo, debemos decir que éstas tampoco son llaves inviolables. Las llaves digitales pueden copiarse al igual que las físicas, así que no deberías quedarte conforme sólo con ello.

¿Qué llave debo usar para disfrutar de seguridad?

Aunque no existe una llave que podamos asegurar que es 100% inviolable, como siempre todo dependerá de dificultar lo más posible el ingreso a nuestro hogar de aquella persona que quiera acceder a nuestras pertenencias. Por eso, una llave de “las que no se pueden copiar” es siempre una mejor alternativa que una llave tradicional.

¿Se puede agregar una segunda cerradura a una puerta blindada?

Ante el crecimiento de los hechos de inseguridad en los últimos tiempos, muchos usuarios que en su momento decidieron colocar puertas blindadas en sus hogares, han comenzado a preguntarse si no sería útil agregar a ellas una segunda cerradura. En efecto, las estadísticas muestran cómo cada vez más personas toman esta decisión, pero ¿vale realmente la pena?

¿Puedo instalar una cerradura en mi puerta blindada?

Bien, ante esta pregunta inicial, se debe decir que efectivamente es posible agregar una nueva cerradura a una puerta blindada. Sin embargo, la realidad indica que eso no asegura una mayor protección ante un eventual hecho de violencia o forzamiento de la puerta. Por eso, conviene analizar otras alternativas en estos casos.

¿Debo poner un cerrojo en mi puerta blindada?

Por ejemplo, muchos se preguntan si un cerrojo no es una mejor opción como complemento de una puerta blindada que una segunda cerradura. Sin embargo, debemos decir que tampoco en ese caso se trata de una alternativa que ofrezca mayor seguridad. Esto, debido a que las puertas blindadas suelen ser huecas en su interior. Los ladrones saben eso, y generalmente intentan destruirlas, en lugar de estar forzando las cerraduras o cerrojos.

¿Entonces que hago?

Como no es una buena idea agregar una nueva cerradura o un cerrojo, lo mejor que puedes hacer es invertir ese dinero en adquirir anclajes de calidad. De este modo, la puerta no cederá ante los intentos de destruirla que puedan provenir del exterior.

Si ya tienes anclajes de calidad, podrías utilizar ese dinero para reforzar la seguridad de las ventanas, o de otras aberturas o puntos de acceso a tu hogar que consideres que necesitan volverse más seguros ante una posible intromisión de ladrones.

En cualquier caso, siempre puedes recurrir a tu cerrajero de confianza para que analice el estado de tus puertas y ventanas y te recomiende las mejores soluciones en seguridad que puedes desarrollar en tu hogar para dormir más tranquilo o salir de vacaciones y poder relajarte.